Cooperativa Acapatzingo: Sueños urbanos de una vida digna

Acapatzingo es esperanza porque en medio de la soledad ha prosperado lo colectivo; porque en medio de la pobreza ha crecido la organización; porque en medio de la vorágine de esta gandalla Ciudad de México, se ha sembrado, ha germinado y ha crecido- como ellos mismos dicen- el “nosotros”.

Brasil la irrupción de la multitud.

el rugir de la multitud, la presencia de sus cuerpos y sus gritos erosionó el mito de Brasil. Carcomió como un ácido la imagen de un gobierno de izquierda, ya que afloraron las historias tantas veces denunciadas pero silenciadas:

Rock y resistencia

En la década de los noventa y durante casi dos décadas, convergieron tres poderosas fuerzas en la capital mexicana: por un lado los jóvenes y los estudiantes organizados. Por el otro, la enorme influencia de los pueblos indios rebeldes: el zapatismo. Y por último, el movimiento del rock mexicano que se sintió llamado a unirse a ellos en las calles, plazas y universidades.

Los sin río.

La agrupación un Salto de Vida es el ejemplo de la lucha de las comunidades contra la industria, de los pueblos contra los gobiernos, la lucha de los pueblos por detener la locura: envenenar el agua con tal de que la máquina del dinero siga funcionando.

SEM TERRA: repartiendo la tierra y los conocimientos

Son pobres materialmente, pero su lucha ha mostrado al mundo otra riqueza, que es la de fuerza de la organización. Son campesinos sin tierra o mejor dicho, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil, el MST,

Zanón: Más de 10 años de una fábrica sin patrón.

Zanón es la experiencia más exitosa de producción, control obrero y experiencias alternativas de todas las fabricas “recuperadas” por los trabajadores en Argentina. FASINPAT, que quiere decir Fábrica Sin Patrón, nombre que aparece rotulado en todos los empaques de sus productos que se ingeniaron en comercializar y distribuir

La palabra del agua.

Radio Ñomndaa es un ejemplo brillante de lo que abajo sucede: la gente común está haciendo cosas extraordinarias, demostrando cada día que la gente organizada puede gestionar la comunicación sin necesidad del lucro y la ganancia

Cuando la dignidad lleva el rostro del dolor: el movimiento por la paz con justicia y dignidad

Sangre por dinero. Una guerra por mercancías. Una guerra de mercados. De quienes venden y compiten entre sí y entre quienes les ayudan y quienes los persiguen. En medio, la gente, el pueblo que pone a lo muertos.

132: el movimiento democrático de los estudiantes

Si, como plantea el historiador inglés E.P. Thompson, la conciencia se forma en la lucha, las movilizaciones de “yo soy 132” han comenzado un acelerado proceso de politización que va más allá de las exigencias democráticas alrededor de la elección.